Cartas a Basilio IV

Querido Basilio:

Ayer por fin fui a verte, aunque por desgracia habías salido ésa mañana y no pude reunirme contigo. No ha sido fácil encontrar tus habitaciones en ésa corrala en que te has instalado, teniendo que pasar por muchos otros inquilinos antes. A algunos los he evitado por tenerte por prioridad, a otros, en cambio, me ha parecido interesante dedicarles tiempo antes de llegar a tu puerta, destacaría entre ellos a Lee Krassner, una chica muy maja.

Como ya he dicho, no coincidí contigo, pero alguien de la casa me dejó pasar ¿Tu portera? y así pude ver tus aposentos, allá en el último piso del edificio. Siendo honestos, te diré que lo que vi me gustó de forma desigual, algunas cosas eran absolutamente sublimes, como “La montaña azul”, y otras, compuestas de formas geométricas de colores en el aire sobre fondos planos… me parecieron puro juego, más ejercicio especulativo (para las teorías publicadas) que conclusión de algo. Cosas como “Rosa decisivo” e “Inclinaciones” refuerzan mi percepción de que muchos de ellos son meros ejercicios especulativos.

También te digo, amigo, que no acabo de entender las líneas de curvas sucesivas, concéntricas… pero de algún modo las “veo” en la pintura y no me parecen innecesarias. Me llevan a pensar en prehistoria, pero estos no son derroteros para esta carta. Sin embargo, sí entiendo mejor ahora el “plano base”, ésa masa de color, a veces girada,  sobre el plano diferenciado del lienzo, aunque igualmente me faltaba en bastantes cuadros que anteriormente he denominado “especulativos”.

Finalmente, quiero expresar mi más absoluta admiración a tu trabajo “La montaña azul”, creo que saldrán un día los caballos a galope y no los volveremos a ver, allí hay mucho (y muy pictórico) que comentar. 

Qué color…, menudos granates…, !Y que fosforitos! !de 1908!, qué volumen se expresa cuando a su vez está totalmente falto de volumen… (Ésta frase tiene trampa, pues tu volumen no es espacial, de dibujo, sino perceptual, de color). En tu volumetría no hay planos extensos, sino masas de color que se posicionan adelante y atrás por contraste simultáneo, sin y con todo el sentido espacial.

Sin embargo, sábes*… !Cómo sacas el espacio cuando quieres!. Me sorprende ver junto a una pintura abstracta, de formas y colores, una escena con personas y espacio levantada a base de las mismas manchas de color y contraste simultáneo que el anterior, repito, amigo, que tú sábes*… ahora muestras partes de las personas sacándolas del fondo, ahora las camuflas y hundes en un espacio de color y formas.

Estimado amigo, tengo más cosas que contarte de mi visita, sin embargo ésta carta llega a su fin.

Espero poder coincidir contigo en otras visitas que intentaré hacerte.

Tu amigo Urtzi

21 de diciembre de 2020

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s