PINTURA

“Pintura” aborda la problemática de la representación, con la pintura como medio.

El proyecto es heredero de los “retratos fotográficos“, pura expresión en base a los materiales plásticos. Con derivas temáticas y obsesiones inconscientes (piernudas I). Se dan exacerbaciones constantes de una misma temática, que evoluciona en cambios materiales y mayores dimensiones (piernudas II).

El referente real es también razón de la pintura (espacio, objetos o la propia luz), eso que está ahí es lo que justifica el trabajo (bodegones). Evolucionando el trabajo a “retratos” en base al imaginario personal (autorretratos con espejo, de fotos e imaginarios, siempre buscando la resolución de la representación en pintura.

Retratos pictóricos
Animaladas
Bodegones
Piernudas 1 y 2

BLOG DE PINTURA

Tiempo de silencio

Querid. Antonio: Es una lástima éste tiempo de silencio, pero no es el maestro más que un punto del camino, así que así está bien. Sobre la pintura, o el dibujo, o como se quiera llamar esto que justifica el trabajo, cada vez tengo menos que decir, aprender es hacerse pequeño. Lejos de todo brillo […]

Todo lo demás es silencio

Querido Antonio: Te escribo aquí porque escribirte me resulta puro ejercicio de egoísmo. Es preciosa la letra bailonga que se va retratando carta a carta, sin embargo, también son tus esfuerzos cada ves más grandes.Resulta, además, un tanto absurdo escribirte después de tu última carta, fue tan clarificadora y sincera… Definiste claramente el oficio del […]

Delimitar y negar(se) la posibilidad de lo que no conduce a ninguna parte

En el camino de ésta enseñanza del mirar, quizá sólo haya una sola cosa esencial, ser fiel a uno mismo, pero las implicaciones de esto son tantas que la primera, y mejor*, cosa que se puede hacer, es delimitar, negar y negarse (a la enseñanza y a uno mismo) la posibilidad de lo que no conduce a ninguna parte. Sólo así hay lugar para lo que verdaderamente importa.

Al 80 aniversario de Antonio

Pero esto en realidad trata de pintura, del color impropio pero propio, el color interno; de las formas subyacentes de parecen desbordar a las aparentes; de la fusión de planos entre figura y fondo; incluso de cierto verde moho, en el que no había reparado hasta ver la colección de obras de la autora en la Sala del Bellas Artes de Bilbao.

El difuso rostro de la pintura

Pero esto en realidad trata de pintura, del color impropio pero propio, el color interno; de las formas subyacentes de parecen desbordar a las aparentes; de la fusión de planos entre figura y fondo; incluso de cierto verde moho, en el que no había reparado hasta ver la colección de obras de la autora en la Sala del Bellas Artes de Bilbao.

¿Quieres más contenidos sobre pintura?